La compraventa de vivienda en tiempo de inflación: claves para tomar una decisión

Aunque los costes de vida siguen subiendo por culpa de la inflación, y se vuelve tema común entre los ciudadanos, en el mercado inmobiliario se observa un flujo continuo y positivo, gracias a las concesiones de hipotecas y las transacciones que se realizan mensualmente.

Para nadie es un secreto que hay cierta incertidumbre en el ambiente, producto de las subidas de los tipos de interés y la inflación que no perdona a nadie. El Banco Central Europeo subió hasta el 1,25% los mencionados tipos de interés, con el propósito de contener la inflación, lo cual, incide directamente en el mercado inmobiliario, puesto que, baja la concesión de hipotecas, si se compara con meses anteriores, incluso con el mismo periodo de años anteriores. Además, se añade la subida de los precios de las viviendas, tanto nuevas como usadas.

Producto del conjunto de estos factores, se está observando una desaceleración de las dinámicas propias del mercado inmobiliario, pero, aún no se puede afirmar nada sobre lo que pueda pasar de cara a los meses venideros. Gracias a esto, las dudas no se hacen esperar entre los compradores y vendedores. Sin desestimar todo lo mencionado, como profesionales en el sector, queremos darte algunas pautas para tener en cuenta, tanto si quieres vender, como si esperas comprar, siempre teniendo presente que la situación de cada familia es única y como tal se debe evaluar.

Pautas para la compra de vivienda en tiempos de inflación

Analiza si debes comprar ahora la vivienda o es mejor esperar.

Los precios de las viviendas se mantienen al alza, aunque no tanto como en otras temporadas, pero la tendencia se mantiene, de cierta forma, independiente a la situación económica actual. Aunque la incertidumbre ha menguado la confianza, la mejor alternativa es mantenerse actualizado con las noticias del mercado, para estar al tanto de su evolución.

Revisa cuál tipo de hipoteca te conviene

Esta es una de las elecciones más importantes a largo plazo, y depende mucho del tipo de comprador que seas. La hipoteca de interés variable está sujeta a los movimientos del mercado, hoy al alza, pueda que en un futuro con tendencia a la baja. Por otro lado, el interés fijo se libra de la variabilidad, pero es superior; al contar con esta característica, puede ser más atractivo para los compradores conservadores que no quieren caer en la incertidumbre.

Considera las características de la futura vivienda

La compra de un inmueble del tipo vivienda, por lo general, lleva un gran componente emocional a la hora de tomar la decisión entre uno u otro, siendo el ganador aquel que satisface las necesidades como ubicación, servicios, superficie, entre otros. Sin embargo, en la actualidad entran en juego otros factores que son importantes como los gastos de comunidad, la revalorización de la zona, la plusvalía, impuestos, etc. Tener presente estos aspectos al momento de la compra, incidirá en una futura venta de la propiedad.

El caso de comprar para invertir

En esta situación entra en juego el tipo de inversión que se desea hacer, siendo lo más importante, la rentabilidad a largo plazo. Con esto en mente, hay que considerar varios factores, desde la inversión inicial, los costes de mantenimiento, impuestos asociados a la compra, el IBI anual, etc.

Pautas para vender una vivienda

Estrategias necesarias

Generalmente, los vendedores esperan concretar la operación lo más rápido posible; pero, hay que saber leer las dinámicas del mercado, y principalmente, estar asesorado con los profesionales del sector, así, se venderá en el precio realista, en un tiempo prudencial.

Reformar para vender

Unos cuantos arreglos pueden hacer mucho por la venta de una propiedad, además, la inversión en la reforma será bien compensada, puesto que, una vivienda con reformas es más apetecida por las facilidades que le brinda al posible comprador. Según la zona donde se encuentre la propiedad, aumentará el porcentaje de revalorización.

Sin dejar de lado o desvalorizar la situación actual, que ha generado tanta incertidumbre, también es posible ver el lado positivo, considerando que hay oportunidades que no se verán después. Tanto para vendedores, como para compradores, la mejor opción es tener una asesoría profesional; en Ágorax contamos con todas las herramientas para ayudarte, cualquiera que sea tu operación, conocemos de primera mano las tendencias del mercado y podemos orientarte, para que tomes la decisión, considerando tu situación actual y su posterior evolución. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.