CatalanSpanish

Cómo saber si deberías renovar la casa en la que vives

¿Cómo sabes si tu vivienda actual tiene potencial para convertirse en la casa de tus sueños?

Es una pregunta que le resulta familiar a Victoria Sass, que fundó su empresa de diseño en el área de Minneapolis, Project Refuge Studio, centrándose en las renovaciones que mantienen a las familias jóvenes en casas antiguas. «Nos llega gente que quiere saber: ‘¿Debo invertir cientos de miles de dólares en esta casa o no?», dice. «En algún momento, no es una buena inversión si lo que realmente quieres es una casa diferente. Es como un matrimonio: ¿Es ésta la indicada, o estás tratando de convertirla en algo que nunca será?».

Por ello, para tomar la mejor decisión, te dejamos estas cinco señales de que deberías quedarte donde estás si te sientes identificado con ellas, pero renovar la casa para que se adapte a tus necesidades.


⦁ Estás apegado. Ya sea la casa, el barrio u otros vínculos locales, vale la pena establecer una profunda conexión emocional con la propiedad. Esa es una muy buena razón para tomarse el tiempo de cambiar el espacio para que se adapte a sus necesidades. A esos clientes se les sugiere una renovación para aumentar los metros cuadrados y adaptarlos a su estilo de vida.

⦁ Quieres crear un patrimonio. Gastar dinero en una propiedad en la que ya se ha invertido ofrece más posibilidades de crear valor adicional. Con una renovación, se obtiene mucho más por su dinero en términos de acabados. Puede haber algunos costos de reconstrucción, pero más de su dinero irá a los detalles que crean un impacto duradero.

⦁ Te gustan los detalles históricos. Las casas antiguas suelen tener peculiaridades y un encanto que no puede ser reproducido por una nueva construcción, incluso con acabados antiguos o reciclados. Ya sea una ventana torcida o el hecho de que no haya ángulos rectos en ninguna parte, si las imperfecciones de una casa -o al menos algunas de ellas- te alegran, deberías quedarte.

⦁ Tus nuevas necesidades son problemas a corto plazo. Si quieres empezar de cero debido a una insatisfacción temporal con una casa que por otra parte te encanta, probablemente merezca la pena hacer pequeños ajustes.
Un amigo de la diseñadora que comentábamos arriba, estuvo a punto de mudarse de su querida casa de dos dormitorios en Brooklyn porque sus hijos adolescentes ya no querían compartir habitación. “Ella le dijo: ‘Espera un segundo. Tu hija se va a mudar dentro de cuatro años; ¿realmente quieres dejar este apartamento y el barrio que te gusta por una temporada relativamente corta de la vida?”. Finalmente decidieron hacer una ligera renovación, y están muy contentos de haber invertido en la casa que ya tienen en lugar de buscar una más grande.

No hay terrenos disponibles en tu zona. En muchas partes del país, escasean los terrenos listos para construir. Cuando los promotores se esfuerzan por satisfacer la demanda, los precios de los terrenos suben y dificultan que las familias se muden a una casa más grande de nueva construcción. Si este fuera el caso en tu zona, una reforma importante puede ser una solución más rentable.

Si finalmente te ves reflejado en estas señales no lo pienses más, reforma tu vivienda y conviértela en ese lugar que tanto significa para ti. En Àgorax podemos ayudarte con la información que necesites. ¡Llámanos!

¿Ya te vas?

Descarga gratis nuestra guía del vendedor con las claves para vender tu vivienda.

Información básica sobre Protección de Datos. Responsable: Àgorax Activa S.L.U. Finalidad: Informarle sobre los servicios publicados en nuestra web. Legitimación: Legitimación por consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Ubicación: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el apartado Política de Privacidad, situado en esta misma web.

Consentimiento. La finalidad y uso previsto tanto de los datos en sí mismos como de su tratamiento, es prestarle el servicio o producto solicitado. A continuación, podrá aceptar las finalidades que crea convenientes marcando su casilla correspondiente, tenga en cuenta que algunas finalidades pueden ser necesarias para poderle prestar el servicio o producto solicitado, en el caso de NO marcar dichas casillas, no se podrá prestar/entregar el servicio/producto asociado.